Deuda Subordinada sería cancelada el 2018

Noviembre 13, 2014 por: federacionchile

Ambicioso plan para maximizar Utilidades incluiría ajustes en rentas de los trabajadores

Deuda Subordinada

El 2036 vence la deuda pero se estima que la obligación podría pagarse el 2018, y con ello los accionistas podrán recibir hasta 2,38 acciones adicionales del banco.

El Banco de Chile lideró nuevamente las utilidades del sector en los primeros nueve meses del año con $462.948 millones de pesos (unos 784,65 millones de dólares) y una rentabilidad sobre el patrimonio del 25,32 %.

Gracias a las enormes utilidades que ha generado los últimos años, el banco ha venido anticipando el pago de la deuda subordinada contraída con el Banco Central el año 1982: solo este 2014 el banco pagará el doble de cuota (unos $150.000.000.000) y los analistas estiman que la obligación estará saldada el año 2018.  Si el plan tiene éxito, los grandes beneficiados con esta decisión serán principales los accionistas del banco, vale decir, el Grupo Luksic y Citigroup (Leer detalle mas abajo).

 Lo anterior contrasta con los acotados aumentos de remuneraciones que el banco ha otorgado y  los constantes “ajustes” de beneficios que ha implementado los últimos años, tanto en materia de licencias médicas, pago de horas extras a vigilantes por aperturas dominicales, cambios en las metas de ejecutivos, y pago de la prima de salud, entre otros. De hecho, tal como mencionamos en el comunicado anterior, el banco dentro un plazo inferior a 10 años pretendería traspasar el costo del pago de la prima de salud a todos los trabajadores,  con lo que se  ahorraría  unos $127.491.000 anuales, diez veces menos de lo que pagará este año al Banco Central.

En otras palabras, nosotros estaríamos subsidiando en parte el pago anticipado de la deuda, lo que constituye un muy buen negocio para los accionistas. Valoramos que la deuda se pague, pero no a costa de los trabajadores.

Debes saber

Una vez consumada la deuda subordinada, SAOS y SM-Chile se disolverán, esta última dividida en cuatro series de acciones.

 

La serie B -la más transada del mercado- representa a una acción del banco en manos de SM-Chile y a 2,3 títulos en propiedad de SAOS. Una vez pagada la deuda, entre los accionistas de SM-Chile B –entre ellos el grupo Luksic y Citigroup- se distribuirá el 91,69% de las acciones de Banco de Chile que garantizan actualmente el pago de la obligación subordinada en SAOS.

 

Además, recibirán las acciones “CHILE” en manos de SM-Chile que resten después de que se hayan distribuido los títulos del resto de las series.

 

¿Cuál es el atractivo de la acción? 
SM Chile-B (la serie más líquida) ha venido escalando un 34,5% anual versus el 18,3% del banco. Una vez que finalice la deuda, los accionistas recibirán una acción del banco más la opción de 2,38 títulos adicionales.-

Archivado en: Noticias

Deje un Comentario